Home>Cryptozoología>Serpientes Marinas- un misterio de la criptozoología
Cryptozoología

Serpientes Marinas- un misterio de la criptozoología

 

La criptozoología es la ciencia que estudia a los animales críptidos, o sea que no figuran en la zoología clásica. Su nombre proviene de “cryptos” o sea oculto y de la palabra animal; por lo que este término fue acuñado por el zoólogo Bernard Heuvelmans en 1955.


La ciencia oficial se ha negado a aceptar a la criptozoología como una ciencia; sino como una pseudociencia ya que consideran que no hay evidencia suficientemente veraz que confirmen la existencia de un críptido.

Uno de estos animales críptidos son las serpientes marinas. Los mismos han venido a ser estudiados por parte de la criptozoología.

 

Hallazgos de avistamientos de serpientes marinas

El criptozoólogo Bruce Champagne identifico más de 1,200 supuestos avistamientos de serpientes marinas. Hay quienes explican que solo son animales conocidos como el pez remo, tiburón anguila, entre otros. Sin embargo, los criptozoólogos sugieren que las serpientes marinas son plesiosaurios.

Una de las serpientes marinas más conocida es Jormungandr, perteneciente a la mitología griega. Se creía que rodeaba al mundo entero. Por lo que se creía que algunas islas eran la espalda de uno de estos seres.

Se dice que San Olaf mato una de estas serpientes en Valldel (Noruega) y lanzó su cuerpo en la montaña Syltefjellet, por lo que las marcas de dicha montaña las asocian con la leyenda.

El escritor sueco Olan Magnus realizó su Carta Marina, mapa sobre los países nórdicos con detalles y nombre de lugares. En la misma incluyó muchos de estos seres marinos, incluyendo una inmensa serpiente marina.

En la Biblia (Antiguo Testamento) se nos habla de un monstruo marino en forma de serpiente llamado Leviatán; describiéndolo como capaz de derivar naves enteras de forma rápida.

En Nueva Inglaterra, desde 1638, se mencionan supuestos avistamientos de serpientes marinas. Uno de estos, fue el de oficiales de HMS Daedalus en agosto de 1848 durante un viaje en el Atlantico Sur, en la isla de Santa Elena. La describen como de 18 metros de largo, con una peculiar “melena” en su cabeza. Este incidente ocasionó un gran revuelo en Londres y Sir Richard Owen, biólogo, catalogó que era un elefante marino.

En la costa de Brazil, en 1905, una tripulación del Valhalla y dos naturalistas, Michael J. Nicoll y EGB Meade-Waldo, alegan haber visto un ser con aspecto como de una tortuga, con cuello largo y poseía una aleta dorsal. A este avistamiento Bernard Heuvelmans lo cataloga como una especie de mamífero marino. Los más escépticos piensan que es un calamar gigante, aunque se sabe que estos no nadan con aletas o brazos sobresaliendo del agua.

Tan reciente como el 25 de abril de 1977, el barco de arrastre japonés, Zuiyo Maru, estaba navegando al este de Christchurch, Nueva Zelanda, atrapó una criatura supuestamente desconocida. A inicios fue catalogado como un plesiosaurio, pero análisis posteriores determinaron que era un tiburón peregrino en estado de descomposición.

 

Conclusión

A través del tiempo, una gran mayoría de criptozoólogos entienden que hay casos que son simples errores al determinar que eran animales críptidos.

No obstante, reconocen que hay otros informes de avistamientos en los que no existe parecido con ninguna especie conocida.

Los escépticos piensan que es imaginación o exageraciones de quienes alegan haber presenciado dichos avistamientos.

No existen fotos, vídeos o pruebas científicas que prueben contundentemente la existencia de estos animales críptidos; por otro lado quienes dicen haberlos visto están convencidos de su existencia y su descripción de éstos no se asemeja a ningún animal conocido.

Lo cierto es que en la actualidad continua el misterio. Juzgue usted de acuerdo a los hallazgos y emita su propio juicio.


Referencias

 

One thought on “Serpientes Marinas- un misterio de la criptozoología

Deja una respuesta




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *