Home>Paranormal>La Bilocación, estar presente en dos sitios simultáneamente
Paranormal

La Bilocación, estar presente en dos sitios simultáneamente

Descripción del fenómeno paranormal conocido como bilocación

A través de la historia se han encontrado casos de personas que han estado en dos lugares diferentes a la misma vez. En estos casos las personas pueden interactuar con su medio ambiente como tomar objetos, experimentar sensaciones, etc. Los místicos entienden que esto sucede por intervención de Dios; y puede ser de dos maneras, bien sea solamente el espíritu o en cuerpo y alma (persona completa). El cuerpo físico real quedaría como muerto y el alma, con su cuerpo igual de visible, activo en otro lugar.


 

Diversidad de casos y vertientes relacionados al fenómeno de bilocación

La iglesia católica a pesar de su cautela ha reconocido algunos casos como: Papa San Clemente, San Francisco de Asís, San Antonio de Padua, San Martin de Porres, San José de Cupertino, San Alfonso de Ligorio, San Juan Bosco y San Pio de Pietrelcina.

El caso de San José de Cupertino nos presenta de forma clara la bilocación. Cupertino estaba en el convento de Asís mientras su madre, a punto de expirar, aquejaba que no podría verlo más y aparece una luz resplandeciente y ella lo logra ver y le habla. Repentinamente Cupertino, quien se encontraba en su celda del convento, salió llorando y se dirigió a la iglesia a orar. Al preguntarle que le pasaba el contesto que su madre acababa de morir. El se encontraba a cientos de kilómetros de distancia de su madre. A los pocos días se pudo confirmar la noticia y los religiosos quedaron sorprendidos de lo ocurrido.

Fuera del ámbito de la iglesia católica, también han ocurrido eventos de bilocación. Este es el caso del almirante ingles George Tryon.

El capitaneaba el barco “Victoria” el 22 de junio de 1893 cuando el mismo naufrago cercano al puerto de Trípoli, después de chocar con otro navío. El comienza a hundirse con la nave de forma heroica y gritando que todo fue su culpa, según fue relatado por los sobrevivientes del accidente.  Esto porque él había ordenado la maniobra que lo provocó.

Lo raro e inexplicable es que al mismo tiempo en Londres, la esposa estaba en una fiesta con cientos de invitados en su mansión y vieron a Tryon cruzar el salón dando pasos grandes. Al ellos dirigirse a hablar con él, éste se ocultó en un corredor y nunca lo pudieron encontrar. Nunca más apareció el marino.

En el budismo esotérico este fenómeno paranormal es conocido como Dzogchen.

Según Robert Granes e Idries Shah existen unos casos de altos clérigos tibetanos que aparecieron en diferentes lugares al mismo tiempo.

El Dzogchen se practica regularmente por los monjes de la escuela de budismo tibetano llamada Vajrayana, o “Vehículo de diamante”. Según la tradición Vajrayana es la transferencia de la conciencia de lo mundano a un mundo post existencia de manera lúcida. Esa meditación es con el fin de alcanzar un estado superior de conciencia y romper el ciclo de las transmigraciones.

Desde el punto de vista escéptico, no se niega la experiencia en sí, pero le da una explicación distinta a la causa.  Explican que esas experiencias fuera del cuerpo son alucinaciones hipnagógicas (visiones fugaces en la transición vigilia-sueno) o alucinación hipnopómpica (transición sueno-vigilia) que ocurre en individuos con narcolepsia.

También, han sido producidas en un laboratorio estas experiencias, pero para los escépticos solamente demuestra que es exclusivamente cerebral y los no escépticos como una alternativa de provocar la experiencia mediante aparatos externos que han sido utilizados de forma correcta.

 

Conclusión

Existen innumerables casos de este fenómeno paranormal aún inexplicable en nuestros días. Aquí solamente se mencionan algunos de ellos y diferentes opiniones al respecto. Dado a lo sorprendente de los hallazgos y a las explicaciones  de los escépticos queda en manos del lector para que las analice, juzgue los datos y pueda emitir su propio juicio al respecto.


Referencias

 

 

Deja una respuesta




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *