Home>Misterio>Conspiraciones>Teorías Conspirativas sobre el Asesinato de John F. Kennedy
Conspiraciones Misterio

Teorías Conspirativas sobre el Asesinato de John F. Kennedy

Breve Introducción

El asesinato de John F. Kennedy ocurrido en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963 ha despertado una serie de teorías conspirativas dado a que no quedaron completamente claros los resultados de la investigación y por el contrario, arrojó más dudas y cuestionamientos a través de los años.


No coinciden los hechos o datos de quienes y desde donde perpetraron el asesinato ya que las pruebas forenses no coinciden con la posición en que alegan se hicieron los disparos y los hallazgos de la autopsia para determinar la entrada y salida de las balas.  Por lo que se cuestiona que el acusado, Lee Harvey Oswald,  sea el verdadero asesino y el que solo hayan un solo francotirador, dado a las diferentes proyecciones de ruta de cada una de las balas que denotan que procedían de diferentes lugares.

Existen varias teorías conspirativas en las cuales se intenta explicar, aunque de forma un poco especulativa, cuáles fueron los hechos reales tanto en quienes estaban involucrados como los motivos y que fue lo que exactamente ocurrió.

 

Teorías Conspirativas

  • La primera es que hubo dos tiradores y no uno como determinaron en la investigación, y quien lo asesino disparo desde el suelo al lado de la caravana del presidente.
  • Otra fue establecida por Roger Stone, quien ha sido asociado con Trump por mucho tiempo, en la que acusa al vicepresidente y sucesor, Lyndon Johnson, del asesinato. Stone trabaja para el sitio web alternativo de estrecha derecha Infowars.
  • Otra tercera teoría es que la CIA estuvo involucrada en donde se alude a que alguien de la CIA fue quien disparó y otras que solo fueron culpables por omisión, ya que conocían del plan de asesinarlo y no tomaron medidas para evitarlo.
  • Una cuarta teoría es que fue una venganza de Fidel Castro porque JFK aprobó una operación conocida como bahía de Cochinos, en donde se quería derrocar a Castro. Al fallar la operación, Kennedy criticó a la CIA e hizo expresiones al periódico New York Times sobre quebrar a la CIA en miles de piezas y lanzarlas al viento. De hecho, hubo más conspiraciones para matar a Castro luego de lo de la Bahía de Cochinos y la Crisis de los Misiles. Asocian a Castro de su asesinato por lo antes expuestos y por los aprendizajes comunistas de Oswald.
  • Otra quinta teoría apunta que fue un crimen de la mafia en complicidad con la CIA. Se basa en que para ese tiempo Robert Kennedy era fiscal general y su prioridad era la lucha contra el crimen.

Hay quien entiende que Kennedy no era el objetivo, esta teoría se basa en que supuestamente querían matar al gobernador de Texas, John Connally, quien además, de la primera dama también estaba en el vehículo con el presidente. De hecho Connelly recibió disparos y existe una declaración de la esposa de Oswald que indica que el objetivo era Connelly.

 

Informes secretos sobre el asesinato de Kennedy

En 1992, durante la presidencia de George W. Bush, se firmó la Ley de Recopilación de Registro del Asesinato del presidente John F. Kennedy, en donde se exige la publicación de los registros para el año 2017.Es durante la presidencia de Donald Trump que se cumple el plazo de tiempo establecido para cumplir con la divulgación de dichos registros.

Trump libera alrededor de 2,894 informes secretos sobre el asesinato de Kennedy, pero decide dejar oculto el núcleo más sensible, aplazando la salida de los documentos más comprometedores con la seguridad nacional. Todo esto a instancia de recomendaciones de la CIA y el FBI. Alrededor de 200 informes no salieron a la luz porque se iban a someter a evaluación. Según Trump, se expondrán solo los que no supongan riesgo o un daño irreversible para la seguridad nacional.

El representante republicano, Walter Jones, quien ha pedido la publicación completa de los archivos, dijo en CNN que habló con Roger Stone para que presionara a Trump a que no bloquee la revelación.Trump ha hecho expresiones en donde acusa al padre del senador, Ted Cruz, de estar involucrado con el magnicidio. Relacionan al padre del senador, Rafael Cruz, dado a que aparecen fotos de él con Oswald. Alegan que luego del asesinato del presidente JFK, el Sr. Rafael Cruz fue exiliado a Canadá a trabajar para Bush Oil.

Es preciso indicar que tanto la CIA como el FBI les preocupaban que se expusieran la identidad de individuos que fueron “informantes” y que pueden estar vivos y el que se dieran detalles de actividades de apoyo a organizaciones extranjeras aliadas. Los historiadores pretendían obtener información relacionada al viaje a México de Oswald, seis semanas antes del asesinato.

Los archivos contienen información sobre el programa que uso la CIA para escuchar conversaciones de las embajadas de Cuba y la Unión Soviética en la capital mexicana. El archivo cronológico de esta vigilancia fue destruido, según indica un documento de marzo de 1978. Los expertos les interesan saber los acuerdos entre la CIA y el gobierno mexicano para montar  esa vigilancia.

Los documentos revelan que en el viaje a México, Oswald pidió visado de tránsito por Cuba de camino a la Unión Soviética y al no conseguirlo se enfadó extremadamente. En otro documento se desprende, que poco después del asesinato de Kennedy en 1963, se recibió una llamada alertando que alguien amenazaba con matar a Oswald. Dos días más tarde, Oswald fue asesinado por Jack Ruby.

El alcalde de Dallas, Earle Cabell, en el momento del asesinato era un activo de la CIA desde finales de 1956. Kennedy había despedido a su hermano Charles de su puesto de subdirector de la CIA. Un agente retirado del FBI, Zack Shelton, indica que este dato puede ser una razón por lo que sucedió en Dallas y añade que Oswald no actuó solo. Shelton indica que en los años 1980 era agente del FBI en Chicago y que un supuesto sicario, James Files, le informo que él fue uno de los hombres armados de Dallas y que disparó desde la famosa colina cubierta de césped. Muchos historiadores desestiman dicha declaración, pero Shelton cree la misma.

Existen unos documentos que mencionan a un mensajero de Giancana, un ex policía de Chicago, Richard Cain, quien se reunió con la CIA en México, también le informaba al FBI. En una biografía de 1992 escrita por los familiares de Giancana, se indica que éste le había informado a su hermano menor, que Cain y Nicoletti, no Oswald, estaban en el Almacén de Libros de Texas, desde donde le dispararon a Kennedy.

Se destaca un importante archivo donde el entonces director del FBI, J. Edgar Hoover, al otro día del asesinato, dijo que era importante convencer al público de que el verdadero asesino era Oswald. Es cuestionable el que apenas iniciada una investigación se llegue a esa determinación si estudiar los hechos y probar el caso contra Oswald. Hoover dirigió el FBI por 48 años ininterrumpidos y tras su muerte el presidente, Richard Nixon, limito el tiempo de mandato a directores del FBI a solo 10 años. Varios presidentes de E.U. incluyendo Kennedy, intentaron despedirlo del cargo, sin éxito. Hoover se dedicó a investigar la vida privada de presidentes, artistas y deportistas, extorsionándolos y controlándolos. Se le acusa de no investigar a profundidad la muerte del presidente Kennedy, ni la de su hermano, Robert F. Kennedy, en este último se alega ordeno a sus empleados a quemar de inmediato todas las evidencias. Hoover fue relacionado al asesinato de Martin Luther King Jr. Fue un feroz anti comunista y anti semita.

Lo último acontecido sobre este tema es que Trump postergó hasta el 2021 como límite para revelar documentos del asesinato de Kennedy.

 

Conclusión

Hasta el momento es un misterio lo que ocurrió ese día del asesinato del presidente Kennedy. Existen contradicciones entre las teorías y la conclusión a la cual llegaron sobre el magnicidio. Se requiere develar más archivos con los cuales se pueda esclarecer este caso que a pesar del tiempo transcurrido  permanece en  el interés público el que se  resuelva el mismo.

A pesar de los documentos que han sido develados y los que se continúan publicando es poco probable que esclarezcan el asesinato de Kennedy. Por lo que se vislumbra que es un tema que será debatido durante un siglo.

 

Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *