Home>Cryptozoología>La Bestia de Gévaudan
Cryptozoología Leyendas

La Bestia de Gévaudan

Descripción de la extraña criatura

Existe la creencia de que hubo una criatura que sembró el terror en Francia para el siglo XVIII. Esta criatura era conocida como la bestia de Gévaudan. Era descrita como una criatura de pelo rojizo, orejas pequeñas, una cola larga y tenía una densa cabellera sobre la cabeza y el lomo. Lo catalogaron como excepcionalmente inteligente y cazaba a las personas abalanzándose sobre éstas y golpeándolas con sus garras. Esta cacería ocurría a plena luz del día y cerca de las granjas.


Relatos de los testigos presenciales

Estos incidentes ocurren entre 1764 y 1767 en una región francesa conocida como Gévaudan. Fue algo tan impactante que el rey envió tropas para atender la situación. El 30 de junio de 1764 apareció muerta una joven de 14 años conocida como Jeanne Boulet cerca de una aldea pequeña de la región de Gévaudan. Apareció degollada y su cuerpo parcialmente devorado por algún tipo de animal.

Dado a que los ataques de animales salvajes salvajes no era algo insólito en dicho lugar dado a que vivían manadas de lobos o perros salvajes en dicha región, al inicio no se alarmaron tanto hasta que las muertes continuaron unas tras otras.

El administrador de la Diócesis de Mende, Ettiense Lafont, pidió ayuda a las autoridades ante lo alarmante de la situación. No obstante a la ayuda de los soldados no se logró abatir la bestia y por el contrario hubo quejas porque alegaban supuestos abusos y saqueos de los soldados hacia los habitantes.

Se decía que la bestia prefería atacar a niños y mujeres jóvenes. aunque se debe aclarar que los que cuidaban el ganado eran precisamente los menores de edad. Nadie de los sobrevivientes podía identificar el animal. Su descripción no coincidía con ningún animal conocido.

En el invierno hubo un incremento de los ataques y muchas más víctimas aparecían decapitadas. Se decía que la criatura se podía incorporar en sus dos patas traseras y estar en varios lugares a la misma vez. Aunque algunos cazadores alegaron haberlo alcanzado con sus disparos no hubo ningún efecto. Debido al pánico surgieron teorías de hombres lobos y brujas que atacaban y devoraban las víctimas.

Encomendaron al mejor de los cazadores de Francia, Martin Denneval, a acabar con la terrible criatura. Hubo siete niños que sobrevivieron al ataque y uno de los casos más heroico fue el de Marie – Jeanne Valet, quien se defendió de la bestia con una lanza. Los vecinos encontraron la lanza ensangrentada, pero no había rastro del animal. Luis XV termina relevando a Denneval de su misión y encarga a Francoise Antoine. Este logra abatir a un lobo de grandes proporciones junto a 40 tiradores. El peso del animal era de 58 kilos.

Declararon que la bestia de Gévaudan estaba oficialmente muerta. Pero los ataques no cesaron. Pero hubo un cambio ya que los mismos ya no ocurrían en campo abierto ni tampoco de día.

Fue entonces que Luis XV decide dar por cerrado el caso de forma oficial ya que dichas historias habían traspasado las fronteras del país y se estaban burlando de su ineptitud para abatir un sólo animal salvaje. Entre 1764 y 1767 se abatieron gran cantidad de lobos de gran tamaño y ferocidad en la región de Gévaudan.

Hay un historiador conocido como Jay M. Smith que piensa que la bestia nunca existió.

Conclusión

Si es leyenda o realidad es algo que al día de hoy todavía no se sabe con certeza que realmente ocurrió. Pero los eventos ocurrieron en realidad, no obstante, se desconoce si realmente existió esa extraña criatura o existe otra explicación al respecto. Llegue usted a sus propias conclusiones.


Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *