Home>Cryptozoología>El Demonio Negro
Cryptozoología

El Demonio Negro

Descripción del críptido acuático

Es un críptido acuático que habita supuestamente en Baja California y dicen que se asemeja a un megalodón, pero más siniestro y demoníaco. Según relatos aparece como una sombra negra y luego asoma su cabeza gigante y al abrir su mandíbula se pueden ver más dientes afilados de los que puede tener un tiburón. Presenta una larga cola y posee gran fuerza.


Datos y relatos relacionados al Demonio Negro

De acuerdo a la leyenda se aparece en Baja California y se han transmitido dichos relatos de generación en generación. Se cree es el asesino de varias ballenas encontradas muertas en el Océano Pacífico con signos de haber sido atacadas por una bestia grande.

Los que se dedican al estudio de la criptozoología suelen mencionar lo que podría ser una prueba circunstancual de la supervivencia del megalodón: un diente encontrado en 1872 durante la expedición del HMS Challenger.

Hay quien asegura que puede sobrevivir en el fondo del mar mediante la adaptación de su medio ambiente y permanecer anónimo hasta nuestros días.

El biólogo marino David Stead escribió sobre avistamientos en el siglo pasado. De acuerdo a lo escrito en 1918 hubo un caso en el Puerto Stephens donde un grupo de pescadores de cangrejos se negaron a pescar cerca de la isla de Broughton, luego de que su mercancía fuera atacada por un tiburón de grandes proporciones apocalípticas. Ellos le dijeron a Stead que dicha criatura media 90 metros de longitud.

Por último, están los testigos de lugares lejanos como Australia descrito por Stead en 1918. Los de Baja California no dan unas medidas tan exageradas, pero sí reportan haber visto un tiburón de grandes proporciones. Lo cierto es que la desaparición de miles de pescadores a lo largo de la historia es atribuido al tiburón negro.

Conclusión

Hay que considerar que todavía existen abismos inexplorados en las profundidades del mar, de modo que se mantiene la idea de que pueden existir dichas criaturas en esas áreas. Por otro lado, no hay evidencia tal como fotos o vídeos que prueben infaliblemente su existencia.

Dejamos que usted llegue a sus propias conclusiones.


Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *