Home>Leyendas>Trauco- leyenda de la perversa criatura en la isla de Chiloé
Leyendas

Trauco- leyenda de la perversa criatura en la isla de Chiloé

Los mitos son abundantes en cada país. No obstante, es un poco inusual encontrar leyendas que aún inspiran terror en sus lugareños. En esta ocasión exploraremos la historia de una criatura de la mitología chilota:  el Trauco. Este ser se dice que habita en los bosques de Chiloé donde espera a sus victimas.


La Leyenda del Trauco

Segun una de las leyendas, el Trauco pudo ser un angel que fue desterrado tras sus atroces actos. En la mitología chilota, se dice que el Trauco fue producto de una serpierte mítica llamada Caicai. El Trauco tiene una apariencia parecida a la que asociamos con los duendes. Su rostro es feo a pesar de tener una aparente mirada seductora. Tiene alrededor de 80 centímetros de altura y no posee pies. Viste de las fibras de una enredaderas que se da en el lugar (quilineja). Usa un sombrero hecho de este material y carga consigo un bastón que es llamado Pahueldún además de una pequeña hacha de piedra. Se dice que dicha hacha es mágica y con esta puede derribar árboles de tres golpes.

 

By Seo2 (Cristian) (https://www.flickr.com/photos/seo2/3303506491/) [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons
Representación del trauco en el «Rincón mitológico» del Parque Municipal de Castro.

El Trauco habita en el bosque transportándose a través de las ramas de los árboles. Su  hogar son huecos en los árboles y cuevas en el que vive con la Fiura. Esta una criatura de desagradable aspecto que a su vez es hija del Trauco junto con la Condená (otro ser de la mitología chilote). De la unión del Trauco y su hija, saldrían más Traucos y Fiuras que poblarían la zona. Ambos conviven en el bosque y actúan de manera similar a los íncubos y súcubos.

Se dice que el Trauco posee una fuerza descomunal y es capaz de infligir daño sólo con su mirada. Esto ocurre esencialmente cuando el encuentro es con un hombre ya que cuando es una mujer la situación es diferente. El Trauco intentará poseer a la mujer en el bosque especialmente a las doncellas habituadas a permanecer en el hogar. Se dice que él actúa cuando la victima esta sola y evita los testigos. Si aparece otra persona en escena, el Trauco lo atacará gravemente.

Su interés por las doncellas

En ocasiones, el Trauco se interesa por doncellas que no puede poseer pues no entran solas al bosque. En dichos casos, comenzará a seducirla incluso en los sueños. Mientras duerme, este se presentará como un hombre apuesto y la iría convenciendo de que salga sola al bosque. De estos encuentros, la muchacha teníasaldría embarazada. El hijo sería considerado preotegido con dicho ser mágico.

Cuando las madres suelen sospechar que su hija puede ser victima de un trauco, suelen dejar arena en la mesa de noche de la muchacha. El Trauco vería la arena y compulsivamente contaría cada uno de los granos. Esta tarea le tomaría toda la noche y finalmente se iría evitando los testigos en la mañana.

Una posible explicación

Por otro lado, se cree que la leyenda del Trauco pudo ser utilizada para ocultar la verdad tras los embarazos de las mujeres no desposadas. Atribuir la culpa a un ser mítico,podía eludir el rechazo social por el resultado de un amorío e incluso la responsabilidad de una violación. Realmente es una respuesta muy posible a todos dichos casos. Por otro lado, esto no responde a los diversos casos en que efectos «mágicos» pueden incluso desfigurar el rostro de las victimas del Trauco.

Conclusión

La leyenda del Trauco es una historia que vale la pena estudiar y comparar con otros casos similares. Esta leyenda parece tener similitudes a los que se reportan en íncubos como también en duendes. Relatos que se atribuyan a Trauco son escasos y se debería estudiar más a fondo, especialmente las noticias del Chiloé.


Referencias

¿Conoces algun relato del Trauco? ¿Conoces algun relato de los lugareños? Deja tus comentarios abajo.

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *