Home>Leyendas>Mitos Ancestrales>El Yeti- la leyenda del Hombre de las Nieves
Mitos Ancestrales Cryptozoología Leyendas

El Yeti- la leyenda del Hombre de las Nieves

Descripción y Hallazgos Históricos

El Yeti es descrito como un ser bípedo que camina inclinado hacia el delante, el cual tiene todo el cuerpo cubierto de pelo lacio a excepción de la car y de piel blanca o rojiza y su cabeza es ovalada y puntiaguda. Esta descripción está basada con lo que diversas personas han coincidido, luego de asegurar el haberlo visto.


En 1921, el coronel Howard-Bury, jefe de la primera expedición británica al Everest, afirmó haber visto en las pendientes nevadas unas siluetas y descubrir unas descomunales pisadas. En 1951, Eric Shipton fotografió unas huellas en la región oriental de Nepal que no pudieron ser adjudicadas a ningún ser conocido hasta el momento. Todas las personas coinciden en que su aparición va precedida de un silbido agudo, que va solitario, y huye cuando es visto de forma rápida y en posición erguida como un ser humano.

El caso es que no se ha podido demostrar la existencia, su historia está envuelta de incógnitos y misticismo. Para algunos resulta ser una bonita leyenda y dedican su tiempo a recorrer en su búsqueda en las laderas del Himalaya. La bióloga, Charlotte Lindquist, asegura haber debelado el misterio luego de obtener y analizar  restos atribuidos al hombre de las nieves, tales como pelo, dientes y muestras fecales. Uso pruebas de ADN y aseguró que corresponden 100% a osos de la región. Su hipótesis inicial era  que se trataba de una nueva especie híbrida de oso, aún no descubierta.

Los que creen en su existencia lo consideran pariente lejano del orangután que habito la cordillera hace millones de años  y posiblemente emparentado con Pie Grande. Existe un video captado por unos exploradores rusos que pretende demostrar la existencia del Yeti. En el mismo se captan unas imágenes de una extraña criatura caminando en un bosque nevado.

Excepticismo y falsas pruebas

Hay quienes son escépticos y creen que solamente se trata de una estrategia para atraer turistas. Ciertamente, en Siberia encontraron algunos indicios que refuerzan la tesis de los creyentes  de su existencia. Además de huellas recogieron pelos y localizaron una cueva que podía haber sido la residencia de un Yeti.

Después de la expedición de Daily Mail, hubo una en 1957 por el estadounidense Tom Slick y encontraron supuestas heces del Yeti, en el análisis fecal se encontró un parásito que no se pudo identificar. Por lo que el investigador que analizó las heces, Bernard Heuvelmans, concluyó que dado que cada animal tiene sus propios parásitos, eso indicaba que el animal huésped es igualmente un animal desconocido.

 

Origen de la leyenda del Yeti

Si analizamos como se originó la leyenda del Yeti, deberíamos remontarnos mucho antes del siglo XIX donde existían escrituras pre budistas en varios pueblos del Himalaya donde hablaban de una criatura simiesca de pelo largo y blanco cuyo rugido era indescriptible. Al pasar del tiempo, estas narraciones sobre esta criatura legendaria han culminado en un mismo nombre: Yeti. Existen unos escritos de los primeros exploradores de Nepal, en la década de 1830 donde los excursionistas relataban haber visto junto a sus guías a una criatura bípeda, alta y cubierta de largos cabellos.

 

Conclusion

Es entonces necesario preguntarnos con base a todos estos datos y los sinnúmeros de escritos que existen en el internet relacionados al Yeti, si es una realidad o se trata solamente de una leyenda. Existe la duda, ya que a pesar del escepticismo y el pensar que solo es un mito, la verdad es que no encontrar la criatura no significa necesariamente que no esté allí. Además, los escritos pre budistas y de los primeros exploradores mencionan haber visto la criatura y es descrita de forma semejante.

Por otro lado, lo cierto es que la ciencia solamente puede hablar en términos de leyendas dada la falta de pruebas concluyentes. Así que se deja a discreción, permitiendo sea el lector quien juzgue y emita su propia conclusión.


References

Deja una respuesta




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *