Home>Misterio>Las Siete Leyes o Principios Herméticos
Misterio

Las Siete Leyes o Principios Herméticos

Breve introducción y explicación del tema

Desde la antiguedad se ha estudiado como el universo, la vida, la naturaleza y todo cuanto existe se ve influenciado por unas leyes, principios u orden. Ya sea que conozcamos o no las mismas siempre estarán presentes, funcionando e influyendo en nuestro diario vivir.

Estas leyes van a influir en nuestra posición social, donde vivamos, quienes somos y van a actuar a favor o en contra nuestra dependiendo de si actuamos correctamente o contrario a éstas. Si se actúa a favor de estas leyes se nos permite avanzar y se nos simplifica la vida.

Existen diversidad de libros que hablan sobre el tema, pero el más antiguo es El Kybalión de Hermes Trismegisto que data para el año 2,000 A.C. En realidad aunque se le conocen como leyes herméticas, ésto sería un error porque no son creadas por él sino que son leyes naturales que Hermes lo que evidentemente hizo fue observarlas y redactarlas.


Las 7 leyes universales

Se mencionarán y se explicarán de forma simple y breve cada una de éstas a continuación. La primera ley o principio  es la de Causa y Efecto donde se nos dice que toda acción tiene una reacción como un boomerang. Todo lo que hacemos nos será devuelto por lo que deberíamos conocer cuales son las causas que nos llevan a tener ese efecto. Al cambiar las causas podríamos cambiar esas situaciones que nos hacen infelices y que no queremos en nuestras vidas.

La otra ley es  Mentalismo en la que se nos dice «todo es mente» y mejor conocida como el poder mental. En otras palabras lo que piensas se manifiesta. Al tener libre albedrío podemos controlar nuestro pensamiento. En cierto modo se relaciona con la anterior ley de causa y efecto.

La siguiente es la ley de vibración en la que se nos aclara que «Todo vibra» y puede ser de forma negativa o positiva. Todo el universo es energía como dijo Albert Einstein. Nosotros a través de los sentimientos, pensamientos, acciones y palabras emitimos vibraciones. Lo semejante atrae lo semejante. Los estados de ánimo emiten vibraciones al universo. Debemos tomar en consideración que vibraciones emitimos para así atraer cosas positivas controlando nuestro sentir, etc. hacia una energía o vibración positiva.

La otra es la  ley o principio del ritmo donde se nos dice que «Todo tiene su ritmo». Es como las estaciones del año que tienen su tiempo por lo que no podemos cambiar nuestra vida de la noche a la mañana, o sea todo va y viene. El objetivo es encontrar el equilibrio para neutralizar el principio del ritmo. Las cosas van y vienen y en la medida en que fluyamos con el universo mejor nos adaptamos y seremos felices.

Otro principio o ley es  Polaridad o sea «Todo tiene dos polos» uno positivo y otro negativo, dicho de otra forma, alto-bajo, frío-calor. Todo va a depender del estado de nuestro polo. A modo de ejemplo, las personas que se quejan por todo, se enfadan con frecuencia y critican están en polo negativo y por el contrario las que constantemente son felices, rien y son agradecidas están en el polo positivo.

Otra ley o principio es de Generación donde se nos dice que «Todo se genera». Todo en el universo es generado o creado. Si generamos maldad y crítica estaremos continuamente generando causas negativas y por el contrario, lo inverso, genera positividad en nuestras vidas. Nosotros somos creadores de nuestras vidas.

Y por último el Principio de Correspondencia que nos dice «Como es arriba es abajo». En otras palabras como vemos nuestro exterior  o mundo físico así es nuestro mundo interno y viceversa. Por lo que si se calma nuestro interior se aliviará el mundo físico. En otras palabras que nuestro interior es quien está generando esa situación que NO deseamos.

Conclusión

El poder de tu mente es infinito, pero sólo tu mismo puedes abrir tu mente. Se plantean estas leyes universales como la clave o guía para alcanzar la felicidad personal y dejar atrás el sufrimiento. Así como si siembras tomates no puedes recoger o cosechar lechugas así mismo nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y palabras generan lo que sembramos ya que no podemos ir contra las leyes de la naturaleza y esos principios que rigen el universo.


Referencias

 

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *