Home>Misterio>La Quinta Dimensión- una perspectiva espiritual
Misterio

La Quinta Dimensión- una perspectiva espiritual

Dentro de la física se relaciona el término dimensión con la longitud, la extensión y el volumen de los objetos. Este mundo es de tres dimensiones. No obstante, en el aspecto de la física existen científicos que se han interesado en la parte espiritual de nuestro ser. Esto trae que algunos de éstos entiendan que existen otras dimensiones que no se pueden ver con los ojos. Todo lo relacionado a este aspecto va de la mano de nuestra evolución espiritual. por lo que no se trata de un lugar en determinado, sino de estados de conciencia. En otras palabras, cuando se dice que alguien está en una cuarta o la quinta dimensión, se refiere que aún estando en el mismo sitio físico puede percibir más o menos aspectos de la realidad. Mientras mayor sea su estado de conciencia mayor será la dimensión de la realidad que percibirá.


Definiendo los conceptos de la tercera, la cuarta y la quinta dimensión

Se le conoce a la tercera dimensión como la parte más material de la realidad.  Es la dimensión que mayormente estamos, o sea que posiblemente esté centrado en este plano físico. Sin embargo, a medida que avanzamos en nuestro crecimiento espiritual, nuestra conciencia se amplia más y logramos la capacidad de percibir la realidad más allá de lo material y pasamos a la cuarta dimensión.

La cuarta dimensión se llega a tener cuenta de lo emocional. en ésta percibimos sentimientos y pensamientos con una claridad e intensidad diferente. A medida que seguimos expandiendo nuestro estado de conciencia llegamos a la quinta dimensión.

La quinta dimensión se logra cuando percibimos de que TODO es UNO; o sea que comprendemos que somos parte del TODO.

Señales de que te encuentras en la quinta dimensión de tu estado de conciencia

Una de las señales es que comienzas a sentir que algo que no puedes explicar bien ha cambiado. A pesar de que el nivel exterior permanezca igual, tú sientes que algo dentro de ti cambió. Comienzas a sentir serenidad, te conviertes en observador de todo, incluyéndote. Logras ver las cosas con mayor claridad y que ya no ocupas el mismo lugar de antes. esto genera tranquilidad, aunque un poco de desconcierto.

Otra señal es la aceptación de las cosas, no importando si están acorde a tus deseos. Hay una apertura, te expandes y una aceptación. entendemos que hay que fluir ya que comprendemos que la vida nos lleva hacia el camino correcto para nuestro bienestar. Por lo que no nos resistimos a lo que nos acontece y resonamos con el resto del universo.

Existe otra señal, poseemos un razonamiento espiritual por que irradicamos los sentimientos de culpa, de hacernos las víctimas y todo cobra sentido. Comprendemos que nada es casualidad y que todo es un aprendizaje. en otras palabras, para ayudarnos a sanar, mostrarnos que debemos mejorar ciertos aspectos de nuestra vida o señalarnos el camino a seguir. Dichas explicaciones pueden ir más allá del plano físico.

Por último, otra señal es que percibimos el mundo como un lugar mejor. El mundo se ve como un lugar agradable, las personas en tu entorno te abrirán puertas y llegas a sentirte pleno. Sales de las opresiones físicas y todo se convierte en algo mucho más liviano.

Conclusión

Este artículo conlleva, además de explicarnos los términos, un modo de que entendamos la corriente de expansión de la humanidad. Se han establecido muchos estudios de la evolución espiritual de la humanidad y a veces ha sido atado al fenómeno ovni pues lo relacionan con el objetivo principal de estos seres extraterrestres con los seres humanos.

Sea cual sea la verdad, el ser humano ha ido evolucionando y en algunos se ha dado este crecimiento a nivel de conciencia y de como debemos dirigirnos por el bien de nuestro planeta y los seres que convivimos y compartimos en el mismo.

Este concepto es aún un misterio ya que se trata de percepción y todavía nos causa cierto desconcierto. A pesar de que los hechos demuestran que se han generado cambios en algunos y como ésto ha aportado positivamente en el carácter individual y en su entorno.

Dejamos a discreción del lector la opinión al respecto, pero también le dejamos un cuestionamiento.  Le preguntamos, basándote en los datos expuestos y tu conocimiento de tu propio ser, podrías indicarnos cual sería tu estado de conciencia actual.


Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *