Home>Leyendas>Los Ctones, mito o realidad
Leyendas Misterio

Los Ctones, mito o realidad

Eventos relacionados al origen de la teoría de la existencia de los Ctones

La mina cercana a la ciudad china de Jixi, provincia de Heilongjang, se derrumbó el 28 de febrero de 2003. Pero lo impactante fue que pasados cinco años reapareció uno de los desaparecidos. Luego del accidente en la mina solamente se recuperaron 12 mineros de un total de 14 trabajadores. Nunca encontraron a Lao Pen y Wan Hu.

Wan Hu regresó nuevamente, pero ya su esposa e hijos se habían ido de allí. Ella se había casado nuevamente y se fue dicho lugar después de cobrar las compensaciones por el accidente de su esposo. Debido a que sería ilegal el cobro de dicha compensación por parte de su esposa debido a la reaparición de Wan Hu, éste decidió asumir la responsabilidad económica. Wan Hu le devolvió al gobierno la totalidad del dinero cobrado por su esposa en dicha compensación. Además, él se compró una casa nueva y se dedicó a la jardinería.


Declaraciones de Wan Hu que dan pie a la existencia de una civilización  subterránea llamada los Ctones

Según declara Wan Hu estuvo viviendo con una civilización que existe en las profundidades de la tierra y se llaman los Ctones. Alega que tanto él como Lao Pen quedaron separados de los otros mineros luego del derrumbe. Decidieron explorar unos túneles antiguos ya que carecían de suministros y no habían señales de ser rescatados.

Los Ctones los capturaron, los alimentaron y  fueron llevados a su reino. Describió a éstos como los humanos, pero de estatura baja. Alega que tienen iluminación basada en un sistema de lentes. Su idioma, aunque es diferente al chino, era fácil de comprender. Su escritura estaba bien desarrollada. Su alimentación era a base de hongos y éstos les proveía una gran fuente alimenticia. Aunque estaban familiarizados en la metalurgia, no usaban mucho el hierro, sino el cobre, la plata y el oro. Solamente se satisfacían con lo necesario por lo que no existía el lujo.

Expresó que no fueron tratados como cautivos. Por lo que cuando él decidió regresar a la superficie ya que quería ver el Sol nuevamente, aunque trataron de disuadirlo, le permitieron regresar y lo ayudaron a encontrar la ruta hacia la superficie.

Durante ese tiempo que compartió con los Ctones logró recuperarse  de su padecimiento de antracosis y no tenía rastros de ninguna patología pulmonar. Además, recuperó su dentadura ya que antes del accidente él tenía 25 dientes y a su regreso contaba con 32 dientes.

Los análisis médicos determinaron que estaba físicamente y mentalmente sano. A pesar de que intentaron explicar lo sucedido como algo imaginario, no lograron aclarar como pudo sanar de su condición pulmonar y recuperar su dentadura. Todo ésto fue analizado a base de informes de su expediente médico anterior al accidente y lo encontrado en su examen médico posterior a su regreso.

Su cuenta bancaria había aumentado significativamente.

Después de eso fue llevado a una base militar en lugar de un asilo psiquiátrico local. Hasta el momento no se han tenido más noticias sobre él.

Conclusión

Este caso como muchos otros causa suspicacia ya que nunca pudieron explicar como logró recuperarse de su salud y lo de su dentadura. Además, el simple hecho de mantenerlo aislado del resto del mundo crea incertidumbre y malicia ya que si no habían señalamientos de salud ni física ni mental no había razón de mantenerlo fuera del contacto o fuera de su hogar.

Por otro lado, tampoco se cuenta con pruebas contundentes que demuestren fuera de toda duda razonable el hecho de que exista esta civilización subterránea.

Por el momento solamente expondremos los datos y que el lector haga su propio juicio al respecto.


Referencias

Deja una respuesta





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *