Home>Leyendas>Peña de Lobos- un lugar místico y mágico
Leyendas Paranormal

Peña de Lobos- un lugar místico y mágico

Descripción del lugar considerado por muchos como excelente para turismo paranormal

En Jitlotzingo, estado de México, existe una reserva natural llamada Peña de Lobos, la cual es un atractivo como turismo paranormal. Los que investigan asuntos paranormales tienden a visitar mucho esta área. Hay quienes afirman tener vídeos, psicofonías y fotografías de espectros rondando este lugar. Los habitantes aseguran haber visto duendes y los responsabilizan de las cosas extrañas que ocurren en dicho lugar.

En Peña de Lobos se efectúan congresos y seminarios sobre medicina alternativa con Chamanes y Sanadores de todas partes del mundo. Durante estos seminarios se presentan pruebas mediante vídeos y se entrevistan personas que han tenido este tipo de experiencia paranormal.

El guardabosque de Peña de Lobos, José Luis Silva, es un viejo chamán de personalidad tranquila,  amable y quien conoce y ha constatado que existe la magia en este lugar.


Historias paranormales sobre Peña de Lobos

José Luis narra que un par de alemanes que estaban de vacaciones allí le contaron que cerca de las nueve de la noche, cuando ya no había nada de luz, pudieron ver la danza de una extraña libélula la cual volaba sobre un  estanque de truchas. Alegan que de pronto este ser se les acercó hasta el cristal de la ventana de la cabaña y pudieron observar detalladamente que era una especie de mujer chiquita con alas  y éstas se movían con rapidez como las de un colibrí. Este ser emitía una luz brillante. Después de mirarlos fijamente se alejó volando.

Otra historia que narra José Luis es la de unas señoras que estaban de visita y las cuales estaban recogiendo hongos con él para preparar unas quesadillas. Alega que vieron un  hongo enorme y al sacar su navaja y agacharse e iniciar a cortar con cuidado, una de las señoras que estaba a su espalda, le clavó las uñas sobre sus hombros. Al voltearse él se sorprendió al ver como detrás de un árbol había un ser pequeño, como un  viejito, de no más de 50 centímetros de altura, enorme nariz y vestido de forma como de un indígena de Tarahumara, y con el bastón le hacía señas indicándole que se alejara del hongo. Todos estaban perplejos sin a penas pronunciar palabras. Luego se les apareció, detrás de otro árbol, otro ser que era como una viejita. Ambos seres tenían pies enormes y caminaban semejante a los pinguinos.

Se dice que en Peña de Lobos es un lugar de duendes, gnomos y hadas y en el cual existe un código de vecindad. Este consiste en que cada vez que hay la necesidad de utilizar algo que le pertenece a la naturaleza o encontrar algo perdido hay que pagar un pequeño tributo a los ciudadanos del bosque que consiste en cajas de galletas o dulces y dejarlos en lugares estratégicos como pago a éstos seres.

Conclusión

Este lugar es místico y mágico y resulta ser excelente para turistas e investigadores que les encantan los temas paranormales. Existen muchos vídeos por youtube relacionados al tema. Toda la evidencia esta ahí, pero si quieren conocer de primera mano estos eventos deberían visitarlo y experimentar de forma personal. Juzgue usted si es mito o realidad.


Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *