Home>Leyendas>Nahualismo
Leyendas

Nahualismo

Diferentes vertientes de su significado

Esta palabra proviene del término “nahualli” que significa ocultarse, esconderse, engañar o similar. Dentro de su significado se puede ver a nahual como brujo, de acuerdo a interpretaciones de los conquistadores españoles. O sea que es la persona que por medio de sus artes mágicas posee el poder de transformar su cuerpo en el de un animal, objeto, fuego o fenómeno meteorológico.


También se explica el nagualismo como la conexión espiritual entre una persona y su animal tutelar cuyos destinos están ligados. Así los males que aquejan a uno son concebidos por el otro. Otro significado es nahual como entidad anímica en la cual según el pensamiento indígena, radica el poder que permite la transformación para infligir daño espiritual a otras personas.

Otros ven el nahualismo como sociedad secreta que interviene con gobiernos, etc.

Hechos históricos del nahualismo

Se dice que el gobernante de los quichés, Tecum Uman, fue un gran nahual que volaba sobre sus ejércitos en forma de pájaro. Además, se le atribuye a Nezahualpilli el poder de predecir muchos fenómenos que pasarían en un futuro por ser nahual. Otro personaje relacionado al nahualismo es Tzutzumatzin, gobernante de Coyoacan en el antiguo México. La Santa Inquisición persiguió a los nahuales durante mucho tiempo. La gente creía en su poder y las comunidades indígenas los protegían. Específicamente en la región de Tuxtlas la creencia de los nahuales está muy arraigada. En ciertas regiones de México se acostumbra a decir a los niños que no salgan a jugar de noche porque hay hombres que se convierten en animales.

 

Una de las leyendas relacionada al nahualismo

Se cuenta que en los años 1670 y 1680 en el centro histórico de México existe una casa, la número 100, en donde aconteció un suceso relacionado al nahualismo. En ese lugar vivía un clérigo que a pesar de sus votos se había enamorado de una “mala mujer”. Cerca de ahí vivía un herrero, amigo suyo, quien lo aconsejaba para que la dejara porque era pecado. Pero el clérigo no acepto su consejo. En cierta ocasión, se le aparecieron dos personas por la noche para que le herrara una mula y alegaron que era un encargo de su amigo, el clérigo.

Al final aceptó y en la mañana fue a visitar el clérigo, quien negó haber enviado a esas personas. Luego fueron a contarle a la mujer lo sucedido, pero esta estaba acostada y arropada aparentemente dormida. Trataron de despertarla, pero estaba como muerta. Le destaparon la sabana y encontraron las cuatro herradura en sus pies y manos tal cual las había colocado en las pezuñas del animal, la noche anterior.

 

Conclusión

En todos los países existen leyendas y en esta región de México, no es la excepción. Son narraciones que van pasando de generación en generación y que datan de muchos años de antigüedad. Sea por costumbres o simplemente para proteger a sus niños de que salgan de noche, lo cierto es que prevalecen al pasar del tiempo. Aquí se presenta el nahualismo como uno de esos ejemplos. Lea y juzgue usted de acuerdo a las evidencias y aportaciones de los enlaces.

 


Referencias

One thought on “Nahualismo

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *