Home>Paranormal>Encantos>Muñecos Encantados>Anabelle- la verdadera historia de la muñeca encantada
Muñecos Encantados Encantos

Anabelle- la verdadera historia de la muñeca encantada

Existen numerosos casos de muñecos encantados. Tal como es el caso de Robert el muñeco, existe otro caso que logró convertirse en un éxito cinematográfico. Esto se debe a que su historia es verdaderamente escalofriante. Nos referimos al caso de la muñeca Anabelle.


El origen de la muñeca

La muñeca parece tener su origen luego del 1915 tras ser producida bajo la marca Raggedy Ann. Este producto fue muy aceptado y tuvo buenas ventas hasta el 1970. Durante esas mismas fechas, la madre de una estudiante de enfermería llamada Donna regala a su hija una de estas muñecas. Donna la acepta con mucha alegría y la tenía de adorno en su cuarto, el que compartía también con su compañera Angie.

Al poco tiempo, las chicas fueron notando ciertas irregularidades en su habitación. La muñeca aparecía en sitios donde ella no se le había dejado y aparecían diversos mensajes sin explicación alguna. Algunos mensajes decían Ayúdanos, otros Salva a Lou (Así se llamaba el novio de Donna) y también ¿me extrañaste?. Incrédulas, las chicas pensaron en un principio que se trataba de una broma de algún compañero y decidieron ignorarlo. No obstante, las incidencias mientras pasaban los días iban en aumento por lo que llamaron a un médium para saber qué estaba ocurriendo. Esta persona les asegura que dentro de la muñeca se encontraba el espíritu de una niña llamada Anabelle Higgins y ella deseaba que la trataran como una más.

Los escalofriantes incidentes posteriores

Cuando Donna y Angie conocieron sobre esto, comenzaron a tratar la muñeca como un humano. Esto actitud inquietó a Lou considerando poco racional tales actos. Al poco tiempo, Lou tuvo un sueño en el que lo estaban ahorcando y cuando despierta descubre a la muñeca justo frente a la cama. Además, a Lou le aparecieron extrañas heridas en su cuerpo.

Los eventos estaban comenzando a preocupar a los implicados. Los compañeros alegaron escuchar voces para no encontrar a nadie una vez investigaban. Por ello, decidieron contactar a un cura para que que atendiera la situación. Este decidió a su vez, referir la situación a Ed y Loarraine Warren. Los Warren, por su parte, alegaban que no se trataba del espíritu de Annabelle lo que alojaba la muñeca sino que se trataba de un ser maligno haciéndose pasar por la niña. Donna había permitido que ese ser entrara a su vida al tratarla como hicieron. Al conocer de todo esto, las chicas decidieron deshacerse de la muñeca.

El Museo familiar de los Warren

La muñeca se la entregaron a los Warren, quienes tomaron muchas medidas preventivas para evitar accidentes al trasladarla. Segun el temor de Ed, la muñeca podía provocar accidentes y si transitaban por las carreteras principales era mucho más propenso a que ocurriera una desgracia. Por esto, transitaron carreteras alternas que albergaran menos riesgos. Se dice también que le rociaron agua bendita para tranquilizar los posibles eventos paranormales.

Con dichas precauciones, llevaron a la muñeca Annabelle a un Museo Familiar que estos tenían en Connecticut. Allí la colocaron en una urna con la puerta de cristal y se exhibía junto a otros objetos de supuestas propiedades paranormales. Actualmente se encuentra cerrado porque los vecinos del área hicieron quejas del lugar.

Conclusiones

Se ha comentado mucho de este caso. Muchas personas conocen del mismo por las películas de terror que fueron muy populares. Sin embargo, debemos conocer que no todos validan estos hechos como reales. La primera razón a esto es porque el relato es contado por los mismos Warren y dudan su credibilidad. Las muñecas encantadas son un fenómeno del que se han reportado muchos casos bastante conocidos. Mientras se descubre este misterio, es criterio de cada lector hacer sus propias conclusiones.


Referencias

¿Conoces otra historia de muñecos encantados? Comparte tus opiniones abajo.

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *