Home>Cryptozoología>Ahuizotl, críptido mexicano
Cryptozoología Leyendas

Ahuizotl, críptido mexicano

Descripción del Ahuizotl

Este críptido proviene de la cultura Anáhuac, específicamente de la mitología mexicana. Se describe como una criatura que habitaba en el lago de Texcoco. Fue descrito por Fray Bernardino de Sahagún.

Tiene el tamaño de un perro, orejitas pequeñas y puntiagudas, cola larga y en cuyo extremo tiene como la mano de una persona. Tanto los pies como las manos son como las de los monos. Su habitat son los profundos manantiales.


Leyenda asociada al Ahuizotl

Se alega que atrapa a quien se acerque a las charcas con la mano que tiene en su cola. Luego los ahogaba en las profundidades de las charcas. Se dice que posee afiladas espinas por todo su cuerpo.

Según la leyenda el ataque  del Ahuizotl, quien sirve a las divinidades de la lluvia,  suponía que los dioses habían elegido la víctima y sus almas eran llevadas al paraiso.

Cuenta la leyenda que los cuerpos de los desafortunados sólo podían ser tocados por sacerdotes y aparecían sin uñas, ni dientes y sin ojos.

De acuerdo a la leyenda atraía a sus víctimas especialmente con sus llantos como el de un bebé. También, a veces expulsaban los peces y las ranas  mediante remolinos que éstos provocaban.

El historiador Enrique Vela, de acuerdo a su análisis etimiológico, decide nombrarlo como «espinoso del agua».

Hay quien asegura que debe ser un animal emparentado con las nutrias, el cual ya extinto, lo han mitificado tanto por su aspecto como por sus hábitos.

 

Conclusión

Es sorprendente como tanto la historia y las leyendas se entremezclan y crean estos relatos propios de esta cultura mexicana. Existen diversidad de anécdotas relacionados a este críptido. Aquí exponemos los datos con el propósito de que el lector pueda emitir su propia conclusión al respecto.


Referencias

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *