Los relatos sobre apariciones de espectros son numerosos. Muchos de ellos estan enlazados con mitos de la región. En el caso de la Siguanaba, los reportes se extienden por toda la región de Mesoamérica. Es increíble el número de relatos relacionados a la aparición de una mujer con rostro de caballo.


La Leyenda de la Siguanaba

Siguanaba por Orlando Callejas [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], from Wikimedia Commons
El origen de la Siguanaba varía de país en país como tambien su nombre. No obstante, casi todos coinciden en la descripción de una atractiva mujer que, al revelar su rostro, es de un caballo horrible. En Costa Rica se le conoce como Cegua. Se caracteriza porque su rostro es de un caballo en putrefacción y que realiza otras apariciones que se desvían a la tendencia mencionada. Por otro lado, en Honduras existe una versión conocida como Cigua que puede considerarse un fenómeno similar a este. En México, muchos la conocen como Xtabay y los relatos más recientes la llaman como tal pero en realidad es otra leyenda similar.

Para mencionar alguna variante sobre su origen, se cuenta en El Salvador que ella era una campesina que utilizó sus encantos para enamorar al príncipe Yeshuan, hijo de la deidad Tláloc. De esa unión nació un niño llamado Cipítio (en otras versiones se dice que es hijo de otro campesino). Cuando Yeshuan se fue a una guerra, la Siguanaba mantenía amoríos con diversos hombres y hasta condujo a su marido a la muerte por el poder. A tales actos, los dioses la castigaron a divagar por las noches al encuentro de hombres en busca de aventuras nocturnas donde revelaría una horripilante fealdad al acercarse a estos. Además buscaría a hijo que, al ella abandonarlo por ir detrás de sus desenfrenos, permanecería joven eternamente.

La tendencia de la aparición

Es así que la gran mayoría de los relatos son acerca de hombres que se encuentran con este espectro durante la noche y usualmente cerca de cuerpos de agua. Incluso se tiende a señalar como mujeriego a quienes aseguran haber visto a la Siguanaba. Esto debido a que, en la gran mayoría de los casos, le ocurre a hombre buscando aventuras en la noche. La Siguanaba se ha transformado en una especie de castigadora de infieles y cabe mencionar que esta atribución puede causar que disminuyan los reportes. Algunas personas reportan que emite un ruido que espanta. Otros aseguran que se puede eludir a la Siguanaba encomendándose a Dios y mordiendo la hoja del machete durante el terror. No obstante, es una leyenda que permanece viva gracias a la cantidad de relatos que aun son contados.

La Siguanaba se aparece generalmente con un vestido blanco dando la espalda a la victima o tapando su rostro con su pelo. En algunos casos, generalmente en los que esta cerca de un río o una fuente, se encuentra semidesnuda. En los parques y sitios peligrosos como desfiladeros la aparición provoca que la víctima se preocupe por la mujer que observa. Una vez que la persona se comunica con ella, la tendencia es que ella los llame. Tambien puede conducirlos por lugares peligrosos o alarmantes para la persona. Cuando el espectro muestra su rostro, la reacción de la persona es terrible. Sufren de locura, pierden el conocimiento apareciendo en otros lugares mutilado y en otros casos mueren de la impresión.

Conclusiones

La leyenda y la serie de casos relacionados a la Siguanaba son realmente interesantes. En conjunto con otros fenómenos similares, podrían considerarse como mujeres espectrales. Su función parece ser provocar el terror a ciertos tipos de personas. Esto lo hemos visto en el caso del bebé del puente La Llorosa que ocurría generalmente a borrachos. El hecho del espectro no mostrar su rostro ocurre también en el caso de la Virgen Falsa. Dicho caso, es muy similar en la función del espanto. En tal aparición una aparente Virgen no mostraba su rostro y atrajo todo un grupo de personas. No fue cuando reveló su rostro que a las personas les ocurrió efectos similares. Ambos casos se tienen muchas similitudes a pesar de parecer tener naturalezas aparentemente distintas. Solo podemos asegurar que el fenómeno sin duda debe ser paranormal.

A continuación les comparto unos relatos sobre la Siguanaba que, como ya les mencioné, se le llama Xtabay en México. Es una grabación del programa que conducía Juan Ramon Saenz en su programa La Mano Peluda.


Referencias

¿Qué piensas sobre el fenómeno de la Siguanaba? ¿Conoces alguna historia semejante? Comparte tus opiniones abajo.

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *